Avinguda d'Ernest Lluch 32, 08302 - Mataró, Barcelona
+34 616 94 32 18
contacto@saedpv.com

Inocuidad Alimentaria, los parásitos eluden los controles alimenticios de la Unión Europea

Inocuidad Alimentaria, los parásitos eluden los controles alimenticios de la Unión Europea

parásitos

En Europa, son cinco los parásitos más importantes transmitidos por los alimentos, y los requisitos de vigilancia varían según las regiones, asi como entre los expertos y organismos, por lo que faltan programas adecuados para una mejor vigilancia y notificación para los Echinococcus multilocularis, Toxoplasma gondii, Trichinella spiralis, E. granulosus y Cryptosporidium spp.

Son cinco los parásitos zoonóticos considerados los mas relevantes en transmisión por los organismos de sanidad de Europa,  los cuales son Echinococcus multilocularis, Toxoplasma gondii, Trichinella spiralis, E. granulosus y Cryptosporidium spp.  

Los paises europeos poseen datos de vigilancia de estos parasitos, tanto en humanos como en animales, pero a pesar de esto, no lo tienen de una forma coordinada entre ellos para una mejor vigilancia y notificacion, por lo que no hay datos claros de la magnitud real de los mismos y los problemas que representan para la salud publica, haciendo tambien imposible un analisis claro de la tendencia e incidencia.

Un estudio llevado a cabo por investigadores de 10 países europeos, los cuales recabaron información sobre estos cinco parásitos en 35 países de la Unión Europea, llegaron a la conclusión de esta falta de coordinación de vigilancia y notificación entre las naciones, conclusión llevada a cabo con un estudio realizado dividiendo Europa en cinco regiones: norte, sur, oeste, este, sureste y suroeste europeo.

Los cinco parásitos más importantes

Echinococcus multilocularis

Una de las enfermedades parasitarias emergentes más importantes de Europa, es el responsable etiológico de la equinococosis alveolar, una enfermedad zoonótica grave y de gran impacto en la salud humana, es el cestodo E. multilocularis, ocupando el puesto más destacado de la lista de cinco. 

Los zorros en Europa suelen ser los principales portadores de este parásito, por lo que el contacto directo con animales infectados es el principal vehículo de transmisión y contagio en los seres humanos, ya que van desprendiendo los huevos del parásito pudiendo también contaminar el agua potable y los alimentos a ser ingeridos.  

Este parásito produce en los humanos la equinococosis quística y la equinococosis alveolar, y el estudio realizado reveló que la vigilancia de estas patologías es variable y dividida en Europa, y muchas veces muy infranotificada.

Los países altamente endémicos son los del Sur de Europa, donde existen muchos casos sospechosos y no confirmados en los países, por lo que mejorar el diagnóstico y las notificaciones de los casos en humanos es una necesidad imperante. 

Toxoplasma gondii

El Toxoplasma gondii es el segundo parásito más importante del grupo de estudio, este es un protozoo zoonotico causante de la infeccion toxoplasmosis congénita y adquirida. La infección es adquirida a través del consumo de carne que contiene quistes tisulares viables y llegan al organismo al consumirla cruda o la carne poco cocida, también pueden contaminar el agua y el suelo donde se cultivan alimentos que se consumen frescos. 

En muchos países de la Unión Europea no existe un control obligatorio para prevenir estas infecciones a través del consumo de carne de ganado que pudiera estar infectado, tampoco se notifican casos de toxoplasmosis congénita, por lo que la necesidad de establecer sistemas de vigilancia del riesgo de contaminación del ganado y así reducir la probabilidad de infecciones en la carne.

Trichinella spiralis

Este nematodo zoonotico, esta en tercer lugar en la lista de estudio por el impacto que produce, es el causante de la triquilenosis, y al igual que los demas parasitos mencionados de la lista, su contagio al ser humano normalente se produce al consumir carne de un animal infectado que este cruda o poco cocida, y aunque la morbilidad de esta se considera de menor importancia a nivel mundial, el estudio demuestra que en Europa la situación es diferente, ya que casi la mitad de los casos notificados en todo el mundo son registrados en Europa.

El principal vehículo transmisor de este parásito son los cerdos domésticos criados en condiciones higiénicas no controladas, también los jabalíes salvajes que son frecuentemente consumidos en épocas de caza.

Los casos leves de Trichinella spiralis pueden pasar por alto porque se carece de una vigilancia activa y continúan ocurriendo brotes, principalmente asociados con productos cárnicos de cerdos y jabalíes.

 E. granulosus

El principal hospedador definitivo del parásito E. granulosus son los perros, que van desprendiendo huevos e  infectan a los humanos al ingerirlos, o al contaminar otros   productos que se consumen crudos o fuentes de agua, considerándose esta la principal vía de transmisión, estos huevos dentro del organismo se convierten en tenias que causan equinococosis quística.

Cuenta con un periodo de incubación largo, que puede variar de unos cinco a quince años, lo que hace difícil de identificar los factores de riesgo de contaminación. 

E. granulosus en canales de animales de consumo no se notifica en muchos países, debido a la baja sensibilidad de la inspección de la carne, la falta de confirmación y especiación de las lesiones sospechosas y la ausencia de sistemas de registro de datos.

Cryptosporidium spp.

Llegando al último parásito del estudio en Europa, tenemos al protozoo  Cryptosporidium spp., según datos se han descrito al menos unas 30 especies de Cryptosporidium, definiendo algunas características diferentes entre cada tipo, como por ejemplo que algunos son específicos de un hospedador, y otros pueden infectar a varios hospedadores.

Las infecciones en humanos en Europa están asociadas principalmente a las especies de Cryptosporidium parvum (zoonótico) y C. hominis, que se produce por la ingestión oral de ooquistes diseminados por huéspedes infectados. Y según datos oficiales de la Unión Europea, el Cryptosporidium es la segunda causa más común de gastroenteritis grave en niños. 

La criptosporidiosis es una enfermedad de declaración obligatoria en 20 países de la Unión Europea pero, no obstante, por las cifras registradas en muchos de los estados miembros, es probable que esté considerablemente infra notificada.

Los principales riesgos y factores de contagio del C. parvum están relacionados con el contacto con animales de granja, especialmente con ganado joven, o con el consumo de agua o alimentos contaminados por sus heces, aunque también se puede transmitir entre personas. 

La notificación suele ser un problema en muchos países y a pesar de que la criptosporidiosis tiene un período de incubación de cinco a siete días, por lo que los brotes se notan más fácilmente que en otros parásitos, la dificultad radica en la falta de diagnósticos de rutina y de la especialización en los casos humanos y animales.

FUENTES

https://www.higieneambiental.com/parasitos-transmitidos-por-alimentos-ue

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *